El 8 de marzo salimos a la manifestación del 8 de marzo apoyando al feminismo y reivindicándolo en arqueología. Desde Granada y desde Madrid, marchamos juntas contra el machismo en la arqueología con diversas consignas muy coreadas como: “Altamira, la pintaron tías”.

Porque, ¿hasta cuando seguiremos invisibilizando a la mujer en el pasado? ¿Cuánto hay que esperar para que tengamos la misma consideración en congresos científicos que nuestros colegas masculinos? Como profesión y como profesionales no podemos seguir de brazos cruzados frente a las violencias machistas en el ejercicio de nuestra actividad ni en la historia. No permitiremos que haya discursos patriarcales, y falsos, en ella nunca más.  Todos los días y todos los años esperamos que más de nosotras formemos colectivo para combatir esa lacra. Nos sobran los motivos.

 

EDIT: Junto con otras compañeras, hemos desarrollado un formulario sobre acoso sexual en arqueología para visibilizar este problema estructural que afecta a toda la profesión de cara a las EAA https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSdCrmnGGy-teAdc6SSDSBKynvVlMieH8Ygodef3OAZ6EZbNOg/viewform